y
DESCARGA NUESTRA APPAHORA PUEDES DESCARGAR NUESTRA NUEVA APP

Mitos y Leyendas

 

“No somos sólo Tres Cruces y Ermita. También somos Changó y Kali”

Una ciudad sumida en tinieblas que se interrumpen cuando el alguacil enciende el aceite de las teas, una urbe naciente, empedradas ya sus calles, rodeada por insondables matorrales, influenciada por las antiguas costumbres africanas y llena de supersticiones; esa era nuestra ciudad hace más o menos 400 años, época en la que germinaron en la cultura popular las primeras leyendas urbanas propias de Cali. Éstas fueron pasando de generación en generación, a punta de luz de vela en un comienzo, después entre las sombras de lámparas de gas y finalmente se hicieron difusas entre el ruidaje ensordecedor de la modernidad. Lo cual no implica que sus protagonistas, espantos, vírgenes y demonios, hayan desaparecido realmente… 

Son muchos quienes pueden atestiguar la presencia sobrenatural del mal rondando en la medianoche de nuestros barrios, son muchos los quejidos y susurros cuyas explicaciones no tienen cabida en los dominios de la razón, y son todavía más los creyentes silenciosos de una realidad ajena a la cotidiana. Más allá de las historias de fincas, de los extraños sujetos que desaparecen en la parte trasera de los taxis en las puertas de los cementerios o en el kilómetro 18, de los asesinos vampíricos como El Monstruo de los Mangones o de crímenes como el del Edificio Diners; más allá de todo eso, aquí presentamos a nuestros lúgubres lectores, algunas de las leyendas urbanas clásicas más representativas de la historia de Cali. Sobre ellas se funda parte de nuestra esencia, la que goza de la visión pagana de la piel, la que celebra sus ritos en Juanchito, la que camina ebria entre las sombras de la madrugada, la que no se limita solamente a creer en lo que es hermoso y seguro…

Haz click sobre los títulos para ver cada leyenda

EL MOHAN

LA MADRE DE AGUA

LA MANO DEL NEGRO

LA LLORONA DE SAN ANTONIO

EL FANTASMA DE PICHINDE

LA DAMA BLANCA

EL BUZIRACO